Cómo pasar de comercio tradicional a eCommerce

12/01/2024 Autor: Arizbé Ken 13 min de lectura
¡Comparte!

La transición de un modelo de comercio tradicional a eCommerce puede ser un proceso complejo que requiere tiempo, recursos y adaptación. Pero es esencial entender las necesidades del mercado, estar dispuesto a ajustar y evolucionar constantemente para tener éxito en el mundo del comercio electrónico.

En el pasado la forma convencional de realizar compras implicaba visitar centros comerciales o tiendas físicas para buscar y seleccionar productos entre la variedad disponible. Los consumidores examinaban evaluaban su calidad, precio y conveniencia, y luego elegían los productos que mejor se adaptaban a sus necesidades y presupuesto.

Este enfoque de compra en tiendas físicas ofrecía a los consumidores la oportunidad de interactuar directamente con los productos y recibir asistencia personalizada de la tienda. Sin embargo, este proceso también estaba limitado por el horario de funcionamiento de las tiendas y las restricciones geográficas, lo que significaba que los consumidores debían ajustar sus horarios para realizar compras y tenían acceso únicamente a los productos disponibles en esas ubicaciones específicas.

La llegada del eCommerce empezó a ganar terreno sobre el comercio tradicional porque permite a los consumidores realizar compras en cualquier momento y desde cualquier lugar, liberándolos de los horarios de las tiendas físicas y proporcionando acceso a una amplia gama de productos con solo unos pocos clics. 

Además, para los comerciantes, el eCommerce puede ser más rentable en términos de costos operativos en comparación con la configuración y el mantenimiento de una tienda física.

La competencia en línea también ha llevado a una amplia variedad de productos y servicios, lo que resulta en precios más competitivos y una mayor diversidad de opciones para los consumidores. La capacidad de comparar precios, características y reseñas de productos fácilmente en línea ha empoderado a los consumidores para tomar decisiones informadas de compra. 

¿Qué es el comercio tradicional?

El comercio tradicional se refiere a la práctica de comprar y vender productos o servicios a través de medios físicos, como tiendas físicas, mercados, ferias, entre otros, sin hacer uso de plataformas digitales o tecnología en línea para llevar a cabo estas transacciones.

Además, en el comercio tradicional los clientes pueden interactuar directamente con los productos, tocarlos, probarlos y recibir asesoramiento de vendedores cara a cara. Se utilizan métodos de pago en efectivo, tarjetas de débito/crédito o cheques, sin la intervención de plataformas digitales.

Suelen tener un alcance geográfico limitado y atienden principalmente a clientes locales o regionales. Y las tiendas físicas generalmente operan en horarios específicos y pueden tener restricciones de disponibilidad según el horario comercial.

El comercio tradicional ha sido el modelo predominante durante muchos años, pero con el avance de la tecnología y la expansión del uso de internet, el comercio electrónico ha ganado terreno significativamente, ofreciendo nuevas oportunidades y desafíos para los negocios en todo el mundo.

¿Qué es el eCommerce?

El comercio electrónico, también conocido como eCommerce, se refiere a la compra y venta de bienes o servicios a través de internet. En este modelo, las transacciones comerciales se llevan a cabo de manera electrónica, utilizando plataformas en línea y tecnologías digitales. 

Este tipo de comercio permite a los consumidores y empresas realizar actividades comerciales sin la necesidad de estar físicamente presentes en un establecimiento.

El eCommerce ha experimentado un crecimiento significativo debido a la comodidad que ofrece a los consumidores, la capacidad de llegar a una audiencia global y la flexibilidad para realizar compras en cualquier momento y lugar. 

Esta forma de comercio continúa evolucionando con el desarrollo de nuevas tecnologías, como la inteligencia artificial, realidad aumentada, compras por voz, entre otros, que buscan mejorar la experiencia del usuario y la eficiencia de las transacciones en línea.

7 diferencias entre comercio tradicional y eCommerce

Entre las principales diferencias del comercio tradicional y el eCommerce se encuentran las siguientes:

1. Ubicación física vs. presencia en línea:

Tradicional: Se lleva a cabo en establecimientos físicos como tiendas, mercados locales, entre otros.

eCommerce: Opera en línea a través de sitios web, aplicaciones móviles, plataformas de marketplace, sin necesidad de un lugar físico para realizar transacciones.

2. Horarios y disponibilidad:

Tradicional: Sigue horarios de apertura y cierre, lo que limita el tiempo disponible para realizar compras.

eCommerce: Ofrece disponibilidad las 24 horas del día, los 7 días de la semana, permitiendo a los clientes realizar compras en cualquier momento y desde cualquier lugar con conexión a internet.

3. Experiencia de compra:

Tradicional: Ofrece una experiencia sensorial completa y la posibilidad de recibir asesoramiento directo.

eCommerce: Ofrece comodidad y conveniencia, pero puede carecer de la experiencia táctil y personalizada que se encuentra en un entorno físico.

4. Interacción con el cliente:

Tradicional: Ofrece una interacción directa entre el vendedor y el cliente, con la posibilidad de tocar, probar y experimentar los productos físicamente.

eCommerce: La interacción es principalmente virtual, a través de descripciones de productos, imágenes, reseñas de clientes y a veces videos, sin la posibilidad de interactuar físicamente con el producto antes de la compra.

5. Métodos de pago:

Tradicional: Suelen utilizarse métodos de pago en efectivo o tarjetas de débito/crédito.

eCommerce: Ofrece una variedad de métodos de pago en línea, como tarjetas de crédito, transferencias bancarias, monederos electrónicos y criptomonedas.

6. Alcance geográfico:

Tradicional: Generalmente tiene un alcance local o regional.

eCommerce: Puede llegar a una audiencia global, permitiendo que los clientes realicen compras desde diferentes lugares del mundo.

7. Logística y envío:

Tradicional: Los clientes suelen llevarse los productos inmediatamente después de la compra.

eCommerce: Requiere procesos de logística para el envío y entrega de productos, con tiempos de entrega variables dependiendo del método seleccionado.

Ambos modelos tienen sus ventajas y desventajas, y muchas empresas optan por combinar estrategias de ambos para ofrecer una experiencia omnicanal más completa a sus clientes. La elección entre comercio tradicional y eCommerce dependerá de los productos/servicios que ofrezcas, el público objetivo y los objetivos comerciales de tu negocio.

Ventajas de pasar de comercio tradicional a eCommerce

La transición del comercio tradicional al eCommerce conlleva diversas ventajas significativas para las empresas. Entre ellas están:

  • Alcance global y nuevas audiencias

El eCommerce ofrece la oportunidad de llegar a un mercado más amplio y global. Rompe las barreras geográficas, permitiendo que empresas locales accedan a consumidores de diferentes regiones y países sin la necesidad de una ubicación física adicional.

  • Conveniencia para el cliente

Los clientes pueden realizar compras en cualquier momento y desde cualquier lugar con acceso a internet. Esto aumenta la comodidad y la flexibilidad, eliminando las limitaciones de horario que suelen estar presentes en el comercio tradicional.

  • Costos reducidos

El eCommerce puede implicar menores costos operativos en comparación con el comercio tradicional. No se requiere alquilar o mantener un espacio físico costoso, lo que puede llevar a ahorros significativos en gastos como alquiler, mantenimiento, servicios públicos, personal, entre otros.

  • Mayor análisis y personalización

El eCommerce permite recopilar datos de manera más precisa y detallada sobre el comportamiento de los clientes. Esto posibilita una mejor comprensión de sus preferencias y hábitos de compra, lo que a su vez permite personalizar las ofertas y estrategias de marketing para cada cliente de manera más efectiva.

  • Mayor escalabilidad y flexibilidad

La plataforma de eCommerce permite escalar el negocio de manera más ágil y con menos restricciones que en el comercio tradicional. Se pueden probar nuevos productos, estrategias de marketing y expansiones a nuevos mercados con relativa facilidad.

  • Menor barrera de entrada

En comparación con abrir un establecimiento físico, iniciar un negocio de eCommerce puede tener una barrera de entrada más baja. Con una inversión relativamente menor, es posible comenzar a vender en línea y expandirse gradualmente a medida que crece el negocio.

  • Mejor seguimiento y análisis de resultados

Las plataformas de eCommerce ofrecen herramientas para realizar un seguimiento detallado del rendimiento del negocio. Esto incluye métricas de ventas, análisis de tráfico web, tasas de conversión, entre otros, lo que permite tomar decisiones basadas en datos de manera más informada y rápida.

La transición de comercio tradicional a eCommerce no solo puede brindar estas ventajas, sino que también permite a las empresas adaptarse a las tendencias digitales actuales y satisfacer las necesidades cambiantes de los consumidores, mejorando así su competitividad en el mercado.

Transición de comercio tradicional a eCommerce

El cambio de ser un establecimiento de comercio tradicional a un modelo de eCommerce trae consigo desafíos importantes al igual que oportunidades irrepetibles. Las empresas tradicionales que están acostumbradas a su dinámica de venta directa y personal, tendrán que tomar en cuenta que la interacción con los clientes será digital. 

Al hacer este cambio se tiene que aprender a manejar herramientas y plataformas al mismo tiempo que entender y satisfacer las expectativas de los clientes digitales.

Uno de los principales retos es crear presencia en línea atractiva y funcional, capaz de competir en un mercado globalizado, no solo es tener un sitio web, sino contar con una estrategia de marketing digital que incluya SEO, redes sociales y publicidad online. Lo que trae consigo la oportunidad de operar 24/7, reduciendo costos fijos en relación a la renta del local y pago de servicios.

La preparación minuciosa es la base para el éxito en el comercio electrónico. Esto implica comprender el mercado, establecer objetivos claros, elegir las herramientas adecuadas, planificar estrategias de marketing efectivas y estar listo para adaptarse y mejorar continuamente.

Cómo prepararse para el eCommerce

La transformación de tu tienda física a online es fácil, siempre y cuando utilices las estrategias correctas para lograr el éxito y lo acompañes de expertos en el tema.

Prepararse para incursionar en el eCommerce implica una serie de pasos clave que van desde la creación de una presencia en línea hasta la identificación de estrategias de marketing efectivas.

1. Establece una presencia en línea

  • Crea un sitio web o tienda en línea: Diseña y desarrolla un sitio web atractivo, funcional y fácil de usar para mostrar tus productos/servicios, información de contacto, políticas de envío y todo lo necesario.

  • Registro de dominio y hosting: Selecciona y registra un nombre de dominio relevante y confiable para tu negocio. Asimismo, elige un servicio de alojamiento web confiable para tu sitio.

2. Selecciona una plataforma de comercio electrónico

  • Investiga y elige una plataforma: Analiza distintas opciones como Shopify, WooCommerce, Magento, BigCommerce, entre otras, para encontrar la que mejor se adapte a tus necesidades y presupuesto.

  • Configura la plataforma: Personaliza la plataforma seleccionada para reflejar la identidad de tu marca y garantizar una experiencia de usuario óptima.

3. Identifica los canales de marketing y publicidad

  • Desarrolla una estrategia de marketing digital: Define los canales de marketing a utilizar, como redes sociales, marketing por correo electrónico, SEO (optimización en motores de búsqueda), PPC (pago por clic), contenido de calidad o influencer marketing.

  • Crea contenido relevante y atractivo: Genera contenido valioso que atraiga a tu audiencia, incluyendo imágenes de productos de alta calidad, descripciones detalladas, blogs informativos o videos.

  • Implementa estrategias de SEO: Optimiza el contenido y la estructura del sitio web para mejorar su visibilidad en los motores de búsqueda y atraer tráfico orgánico.

Además de estos puntos, es crucial establecer políticas claras de atención al cliente, gestión de inventario y logística para asegurar una experiencia fluida para los consumidores. Asimismo, monitorear y analizar constantemente el rendimiento de tu sitio web y estrategias de marketing te permitirá ajustar y mejorar continuamente tus esfuerzos en eCommerce.

La preparación para el eCommerce es un proceso continuo que implica adaptarse a las tendencias del mercado, probar nuevas estrategias y mantenerse actualizado con las últimas tecnologías y prácticas comerciales para lograr el éxito en línea.

Ejemplos de eCommerce exitosos

Existen varios ejemplos de empresas que han tenido un éxito notable en el mundo del eCommerce, entre ellas se encuentran:

Amazon

La mayor parte de su éxito se debe a la capacidad de sus motores para operar de forma casi autónoma, genera perfiles de compradores específicos y ofrece una gran variedad de productos a sus clientes.

Amazon ha diseñado, lanzado, promocionado y sostenido su propia plataforma digital para eCommerce, por lo que ha tenido un mayor control sobre la información, disponibilidad y rastreo de cada envío de producto, teniendo un alto control de cada elemento de su plataforma.

Shein

Esta plataforma relacionada a la industria de la moda ha alcanzado una de las más amplias audiencias de diferentes partes del mundo, gracias a que cuenta con el mejor método para hacer más eficientes las compras.

Esta marca no cuenta con espacios de venta físicos, ha apostado por el formato virtual.

Uber

Representa el éxito del comercio digital, pues llevó una necesidad básica a un formato novedoso a través de aplicaciones móviles, dando solución al problema de movilidad de ciudades, además cuenta con el servicio de entrega de comida con Uber Eats.

El eCommerce y el comercio tradicional tienen ciertas diferencias y responden a las diferentes necesidades y preferencias de los clientes, siendo estos no excluyentes. Una empresa puede elegir su funcionamiento como un modelo tradicional, un modelo de eCommerce o inclinarse por ambas, es decir ser un negocio mixto.


Te recomendamos leer...